Descripción

Neblina lechosa blanquecina sobre la superficie de la película de pintura.

Causa

Humedad condensada y atrapada en la película de pintura aún fresca. Esto puede ser debido a:

  1. Aplicación en condiciones atmosféricas de frío, lluvia o humedad.
  2. Uso de un disolvente demasiado rápido o de mala calidad.
  3. Proyección de aire comprimido sobre la película de pintura para acelerar la evaporación del disolvente.
  4. Corriente de aire en el taller o calefacción y/o aire en movimiento inadecuados.

 

Prevención

  1. Si es posible, evitar el pintado al aire libre cuando las condiciones atmosféricas sean lluviosas o excepcionalmente frías o húmedas. En estos casos se debe utilizar diluyente anti-velo.
  2. Usar el diluyente apropiado.
  3. Reducir la presión del aire comprimido para minimizar el efecto de enfriado.
  4. Permitir que la evaporación del disolvente se produzca naturalmente.
  5. Cerciorarse de que el área de pintado esté convenientemente caliente, ventilada y sin corrientes de aire.

 

Rectificación

Pérdidas de brillo o velados ligeros, pueden ser corregidos con un pulido, tras el secado completo de la pintura, o con la aplicación de un diluyente anti-velo. En estos casos más severos, lijar la superficie y repintar utilizando los diluyentes apropiados. 

Si estos remedios fallasen, atemperar la zona de pintado subiendo la temperatura un mínimo de 5ºC, lijar y repintar.

 

NOTA: El velado de la capa de acabado puede indicar que las capas inferiores también estén afectadas pero sin ser detectado el defecto. Esto puede causar pérdidas de brillos posteriores, aparición de ampollas en el acabado o falta de adherencia entre capas.

 

                                                                                                                                        

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir